Menú Cerrar

Si hay algo que cuesta a una marca, es poner los precios justos. Tema importantísimo, del que dependerá el tener o no un negocio saneado.

Los que somos pequeños negocios, que no producimos industrialmente, sino de manera artesanal, con ediciones limitadas, buscamos la calidad y control de todo el proceso, sin apenas stock, ofreciendo un producto creado con mimo y con huella de carbono cero.

Buscamos creaciones especiales, que sabemos no van a llegar a todo el mundo, principalmente porque hacemos tiradas pequeñas y promovemos la fabricación local, con todos los costes que ello implica – salarios mínimos, impuestos, sanidad…

Creamos piezas hechas para durar temporada tras temporada. No creemos en la política del “usar y tirar”, sino en consumir menos y mejor. Quizás haya un término medio para manejar nuestros hábitos de consumo, pues, ciertamente, no todos tenemos la capacidad de permitirnos ciertos “lujos” o “inversiones”, pero, no cabe duda, de que debemos concienciarnos de que no se da un buen producto a coste muy bajo, algo falla en esta ecuación.

Contamos con altos costes directos e indirectos, ya no solo de materias primas y producción, sino también costes energéticos, taller, gestión de web, programación, publicidad, gestión de redes (un trabajo ya que requiere mucho tiempo), fotografía (la importancia de generar buenas imágenes), packaging, asistencia a ferias, pop ups…y, sin duda, impuestos y otros sobrecostes a tener muy en cuenta, que deben reflejarse en el precio final.

Debemos hablar, igualmente, del porcentaje de pérdidas que no se pueden evitar. En producción podemos cometer errores, o bien los prototipos no salen como esperábamos, a veces no nos convencen.

Todo lo que arañemos en costes, lo sacaremos de nuestro sueldo, de la calidad del producto y de I+D. Nuestro mercado fluctúa según las estaciones, hay épocas de campañas fuertes, como la navidad, frente a otras muy flojas, a las que hacer frente, pero si hay algo que no debe zozobrar, es la garantía de un precio justo que nos permita un salario razonable.

es_ESSpanish